Glass – Seres Extraordinarios

La trilogía de superhéroes creada por M. Night Shyamalan llega a su fin. Un cierre en que convergen los tres protagonistas de la saga. Si hace 19 asistimos al descubrimiento de sus cualidades de David Dunn (Bruce Willis) en El Protegido, y tras la sorpresa final de Múltiple, la película en la que Kevin Wendell Crumb, un personaje con trastorno de personalidad múltiple (James McAvoy) secuestraba a un grupo de jóvenes, pertenecían al mismo universo y también mostraba el surgimiento de un nuevo superhombre con una extraordinaria fuerza, llega Glass para cerrar la historia.

m-night-shyamalan-teases-that-glass-isnt-going-to-be-the-movie-you-think-it-is-social

En esta ocasión, y como lo fue en la primera, la clave de todo está en Mr. Glass (Samuel L. Jackson). La película comienza con el antiguo héroe David Dunn que continúa ejerciendo de justiciero en la sombra, mientras que Kevin sigue secuestrando y matando jóvenes. El enfrentamiento entre los dos es el prólogo de la película, pues los dos acaban encerrados en un centro psiquiátrico, en la que la doctora Ellie Staple (Sarah Paulson) intenta convencerlos de que no son ningún ser superior y que todos los delirios de superhéroe que tienen están en su cabeza. En el mismo centro está internado Mr. Glass, y ahí comienza la auténtica batalla, la dialéctica, la de tener la razón y ganar el relato.

Shyamalan, que muchas veces ha sido acusado de vender humo y hacer trampas, vuelve a sorprendernos con un giro de guión final cuando podríamos pensar que nos lleva a una película de superhéroes de manual. Y es que no lo es. Esto, como bien lo explica Mr. Glass, es la historia de los orígenes de estos héroes.

Y es que el mundo de los comics está presente en la cinta, equiparando las historietas con la realidad terrenal en la que viven los personajes. Mr. Glass es un experto en ello, y sabe exactamente los parámetros en los que se mueve todo alrededor. La mente maestra que guarda un as final.

glass-movie-6-1800x1200

A tener en cuenta los personajes que acompañan al trío protagonista. El hijo de David Dunn, la madre de Mr. Glass y Casey, la joven superviviente del secuestro por parte de Kevin Wendell Crumb, son unos aliados importantes de cara a la revelación final de la historia.

Shyamalan es capaz de que mantengamos la atención, no necesita que haya excesiva acción para que pensemos que pueda haberla. En ocasiones, se adorna más de lo debido, quizá mueve la cámara de tal manera en que nos sintamos dentro de la historia, un recurso que ha manido anteriormente.

Destacar las interpretaciones de protagonistas y secundarios. Sobre todo el espectáculo de James McAvoy interpretando las diversas personalidades.

Una película que no sabemos si era necesaria (por lo de que Múltiple fuera parte de la saga nos pilló a contrapié) pero que después de El Protegido, si tenía que haber un cierre de la historia, éste es lo suficientemente redondo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s