Todos lo saben – …y por eso no sorprende

Había ingredientes más que suficientes para que Todos lo saben fuera una película que destacara sobre las demás este año. Un prestigioso director sumado a un gran elenco de actores, parece una fórmula infalible. Sin embargo, la última cinta de Asghar Farhadi con acento español, se queda a medio camino y le falta gas para poder hablar de una película completa. Son, sin duda, las interpretaciones lo más destacable de un filme en el que el guión flojea por momentos.

gal-peliculas-todos-lo-saben-5062197.jpg-r-1920-1080-f-jpg-q-x-xxyxx

El director iraní hace un retrato de una familia que se reúne para celebrar una boda en un pueblo manchego en el que los viñedos son lo que sustentan a sus habitantes. Un ambiente costumbrista que se refleja con total naturalidad y realismo que ayudan a construir un reparto coral. Si bien el primer acto de la película nos integra en esa atmósfera en la que los tonos más cómicos aparecen (que alguien le de papeles cómicos a Javier Bardem, por favor), el secuestro de la hija del personaje de Penélope Cruz hará que todo de un giro hacia un thriller en el que el pasado y las cuentas pendientes retornan para sumergirnos en un culebrón familiar.

Es difícil controlar un gran número de personajes y que algunos parezcan menos importantes de lo que son y viceversa no convierte la narración en algo sorprendente, más bien, es al revés e incluso se hace pesado y reiterativo. Es intensa por momentos, pero no mantiene una tensión más allá de admirar la batalla interpretativa de todo el reparto.

Si bien no soy muy fan de Penélope (salvo en Vicky Cristina Barcelona) aquí me desconcierta de tal manera que no sé si está siendo brillante o un mojón (el acento argentino que viene y va me marea). Bardem se come la cámara en cada aparición, así como Bárbara Lennie, con un personaje que orbita alrededor de la familia pero que está independiente del núcleo. Eduard Fernández e Inma Cuesta también están magistrales, aunque por desgracia Cuesta pierda protagonismo según avanza el filme. Ramón Barea y Elvira Minguez dan una master class  con unos personajes contenidos y con un drama interior. Ah y también sale Ricardo Darín, que nunca está demás tenerlo en tu reparto.

1087593

En definitiva, pese a estar lejos de sus trabajos anteriores Fahardi se ha asomado al cine español con bastante aceptable resultado. Si bien hay elementos mejorables, no es tan típico ver una película que a pesar de que la historia sea floja, se muestre con tanta naturalidad y huya de también de una España tópica o de postal. Es de un visionado agradable pero que probablemente caiga en el olvido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s