Paquita Salas (T2) – La Serie 360

Ha vuelto Paquita Salas, con “domain” nuevo, con gin-tonic de Larios y torreznos, a darle un aire fresco a la ficción española y mirar hacia dentro de las miserias del show business con su nostalgia y gracejo particular. Esta temporada que consta de apenas cinco capítulos de unos veinticinco minutos de duración y se emite en Netflix con mayor capacidad de producción que ello conlleva (la serie surgió como algo pequeño para la plataforma de contenidos Flooxer), es más emotiva que la anterior, y por eso, quizá echamos en falta algo más de comedia disparatada que es cuando más luce esta serie.

Con autocrítica y autoparodia, Los Javis han creado un universo entre lo real y lo ficticio lleno de guiños y referencias que van desde los absurdos boicots, la dureza del mundo de las actrices, hasta cameos entre lo casposo y lo divertido. Brays Efe contará en un futuro que una representante de actrices y actores le cambió la vida.

img_fpuig_20180424-143029_imagenes_lv_terceros_paquita_salas2_episode4_stills_tamaraarranz_013-279_4_5_286725480-ks0H-U4547770176838E-992x558@LaVanguardia-Web

Paquita Salas es una superviviente. Mientras la industria cambia ella sigue igual. Tras conseguirle un papel de éxito a Mariona Terés y que ésta también la abandonase lucha por sacar adelante a sus actrices como Belén (Anna Castillo, que aparece menos de lo esperado) y Lidia San José, enorme en su papel de una versión de sí misma.

En el primer episodio, en el rodaje de una película basada en una trilogía de novela negra, nos encontramos ante una llamada al boicot de la misma dado que una actriz vasca que participa en ella se ha “cagado en España”. La compañera y actriz principal en vez de solidarizarse se posiciona contra ella. ¿Les suena? Una brillante referencia al caso de Miren Gaztañaga y un toque de atención a todos los que limitan la libertad de expresión. ¿Qué le habrá parecido este episodio a Marta Etura?

El segundo, con cameo de Antoñita la fantástica A.K.A. Ana Obregón y la realización de un calendario solidario nos adentra en momentos de lo más divertidos. Aunque sigo sin aguantar a Yolanda Ramos y echo de menos más presencia en toda la temporada de Belén Cuesta. La que sí que brilla es Lidia San José en el tercer capítulo, uno de los más emotivos. San José consigue un pequeño papel en El secreto de Puente Viejo y recordamos con nostalgia (y con Resines) cuando comenzaba como actriz en A las once en casa.

1530204663_318617_1530205590_sumario_normal

En el cuarto, viajamos a Tarazona, al Festival de Cine de Comedia, para reivindicar este género y para degustar los mejores torreznos. Aunque la realidad de este mundo cambiante nos hace ver que el Amadeo 2, el bar donde los servían ha sido sustituido por un Tiger.

El episodio final es sublime. Un homenaje a los noventa (estética del capítulo y cabecera incluido) con Eva Santolaria o Paz Vega en sus inicios y Paquita Salas abriendo una nueva oficina que veinticuatro años después está a punto de echar el cierre. ¿Qué será de nuestra Paquita?

Una gran temporada que se nos ha hecho corta, pero tal vez sea mejor que devorar tanto torrezno que pueda llegar a repetirnos. Divertida y emotiva, para los que crecimos en los noventa realmente nostálgica y con tan variedad de disparatados cameos que hacen de su visionado toda una experiencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s