John Carney o por qué no montamos una banda

La música forma parte de nuestra vida. Nos relacionamos con ella a través de las canciones. Canciones que nos traen recuerdos, canciones que hablan de nosotros, canciones de lo que somos, de lo que fuimos, de lo que seremos. Canciones alegres o tristes. ¿Quién no ha dicho alguna vez aquello de “deberíamos montar un grupo”? John Carney seguramente, y en sus películas demuestra auténtico amor por la música. La música que entrelaza las historias. La música, el amor y la crítica social abanderan sus propuestas. Si bien ha realizado alguna película más, las tres con temática musical que han encumbrado al director como un referente del cine indie son Once, Begin Again y Sing Street.

Once

La primera de las películas se estrenó en 2007 con un presupuesto escaso, sencilla, y con una sensibilidad fuera de lo común. Once conquistó a crítica y público y nos adentró por las calles de Dublín donde conocemos a Glen Hansard, un músico callejero que guitarra en mano canta versiones para los turistas, aunque escriba sus propias canciones, y que trabaja vendiendo aspiradoras con su padre; y a Marketa Irglova, una inmigrante checa que vende rosas por la calle para poder salir adelante. Ella también escribe canciones y toca el piano, pero nunca se ha atrevido a mostrarlas. En un primer encuentro musical en una tienda de instrumentos nacerá un improvisado dueto y una conexión especial que les hace compartir música y vivencias.

john-carney-once-Glen-y-Marketa

La cinta apenas tiene unos 85 minutos y es minimalista con un realismo que ensalza lo natural, casi un documental sobre músicos callejeros que un buen día se arriesgan a grabar una maqueta, y con ello, asistimos al nacimiento de algo especial. Con un puñado de canciones originales compuestas por Glen Hansard (solista y guitarrista de The Frames), entre ellas el tema principal Falling Slowly, nos lleva entre conmovedoras escenas y momentos inolvidables.

Begin Again

En esta segunda película Carney tiene la oportunidad de viajar a Nueva York y adentrarse en la manera de hacer estadounidense, con un mayor presupuesto y con una producción más adecuada, pudiendo delegar en varios aspectos del trabajo a otros profesionales.

La fórmula no se distingue mucho de la primera y la sencillez también reina en la película, eso sí, ahora dirigida a un público más amplio y con la destreza de las cosas bien hechas. Nos encontramos ante una película con tintes de comedia fresca, aderezada con una gran dosis de vitalidad que desprenden las imágenes que marcan una clara intención visual y un juego de miradas entre los protagonistas que nos llevan a entender esa complicidad que van creando.

(L-R) KEIRA KNIGHTLEY and MARK RUFFALO star in BEGIN AGAIN

Gretta (Keira Knightley) es una compositora que viajó a Nueva York junto a su novio Dave (Adam Levine) llevada por la pasión de ambos por la música. Cuando Dave consigue fama y éxito la abandona. Una noche, Dan (Mark Ruffalo), un productor de música venido a menos la ve actuar en un local y queda cautivado por su talento. Tendrán ahora una última oportunidad para los dos de dar la vuelta a sus situaciones, tanto profesionales como vitales.

Las actuaciones de los dos protagonistas y la dulce voz de Knightley como descubrimiento musical, acompañan en esta aventura de grabar un disco por las calles de la ciudad. Algo curioso pero que nos hace disfrutar también de las localizaciones y del poder de la música en un proceso experimental para sacar un disco adelante.

Una película que envejece como el vino, y es mejor en cada revisionado. Con una seña de identidad propia y una banda sonora para el disfrute (el tema principal Lost Stars fue nominada al Oscar). Quizá demasiado infravalorada y con un recorrido comercial más bajo de lo esperado.

Sing Street

Tal vez por eso, Carney decide alejarse de la producción estadounidense y regresa a Dublín para su última película: Sing Street. La historia nos lleva al Dublín de los años 80 y nos presenta a un grupo de adolescentes que decide montar su propio grupo. A priori parece algo que carezca de virtuosismos que abalen nada novedoso, y sin embargo, acabamos enamorados del filme. Un repaso a una época musical en toda su genealogía, un grito de rebeldía frente al conservadurismo católico como segregador de la sociedad y causante de problemas en el núcleo familiar del protagonista. Un viaje de autodescubrimiento a través de la música y el amor, en una ciudad con tonos fríos y grises que se aleja de lo turísticamente comercial y se adentra en las entrañas de las dificultades económicas de las familias.

Sing-Street-movie

Conor (Ferdia Walsh-Peelo) es el chaval adolescente que ha de cambiar de colegio a uno religioso repleto de normas, y en el que se demuestra el abuso de poder. Un día saliendo del colegio conoce a Raphina (Lucy Boynton) una joven misteriosa que dice trabajar de modelo. Conor, quien cambiará su nombre por el de Cosmo, le dice que tiene una banda y que ella podría protagonizar un videoclip. Esto hace que rápidamente junte a unos cuantos outsiders para formar un grupo musical, componer canciones, y trabajar con Raphina.

Profunda y desenfadada, consigue que nos animemos a seguir los pasos de ese grupo, de las composiciones, de las grabaciones de los videoclips, y sobre todo, de perseguir esas ilusiones de esa generación y las ganas o necesidad de huir. Todos los miedos que se les presentan en una edad de eternas dudas.

No cabe duda de que John Carney es uno de los directores que saben perfectamente lo que quieren contar. Narra desde patrones parecidos diferentes historias que se relacionan de una o de otra manera con la música. Nos acercamos a los procesos creativos de los artistas, su desarrollo y cómo crecen tanto como músicos como como personas.  Relaciones de amor o amistad que se forjan al ritmo de una guitarra, de un bajo, de una batería o de un piano. Tres películas que pese a sus comienzos pesimistas alzan el vuelo hacia un optimismo que nos anima. Desde la más realista Once, y la mágica Begin Again, hasta la soñadora Sing Street. ¡Qué no pare la música!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s