Un lugar tranquilo – Silencio

Cuando no tienes nada interesante que decir es mejor estar en silencio. Pero en ocasiones hay cosas que se pueden decir sin la necesidad de la voz o el sonido, desde el más absoluto silencio se pueden contar muchas cosas. Y esta película, prácticamente muda, nos encierra en una angustiosa atmósfera terrorífica, con un estilo entre clásico y diferente dentro del género.

AQP_16557R_PK (1)

Una cinta que con apenas diálogos (al menos expresados verbalmente) nos sumerge en la angustia de una familia que intenta sobrevivir en un mundo post apocalíptico en el que unos alienígenas acaban con todo ser humano que se encuentren. Estos extraterrestres son ciegos, pero tienen un sentido del oído extraordinario y se guían por el sonido. Cualquier ruido puede alertarlos y su gran velocidad hacen que aparezcan en pocos segundos para matar. Por lo que para que no te descubran debes de mantener el silencio. “Si no pueden oírte, no pueden cazarte” rezaba el lema promocional.

Emily Blunt y John Krasinski (quien también dirige la película) encabezan el reparto y son el matrimonio que intenta mantener la familia en pie en un mundo en el que apenas pueden comunicarse con el lenguaje de signos (aprendido ha de decirse porque su hija mayor es sorda).

La tensión se palpa desde el primer minuto y ya el prólogo de la película muestra un acontecimiento que marcará para siempre a la familia. Cada ruido involuntario, cada vez que creemos que un sonido alertará a las criaturas, nos mantiene con el cuerpo entumecido. Tampoco renuncia al susto clásico que hace que mantengas la alerta a lo largo del metraje y que apenas tengas tiempo para mantener la respiración.

Para los más escépticos puede que encuentren lagunas ya que el ser humano puede emitir sonidos incontrolables que no aparecen en la película. También estamos ante una situación de invasión alienígena de la que poco sabemos. Pero es que la película no trata realmente de eso. En todo caso resulta un ejercicio de supervivencia y tensión que se refleja en cada mínimo detalle, dejando al espectador pendiente por ejemplo de un clavo saliente en una escalera que cualquiera de la familia puede pisar y comenzar a gritar.

A-Quiet-Place-review-featured

Es asimismo, una metáfora sobre el miedo de la maternidad y la paternidad. No sólo protegen a los niños que ya tienen sino que deben de enfrentarse al nacimiento de otro hijo en este nuevo mundo. Y como todo el mundo sabe, los niños lloran, por lo que han de ingeniárselas para no alertar a los alienígenas, algo que sin duda nos pone de los nervios.

La ansiedad, la tensión, el nerviosismo, no nos deja respirar durante una hora y media. Lejos de cualquier absurdo terror y falta de profundidad narrativa que pueda darse en otras películas del género, Un lugar tranquilo es original y nos mantiene pegados a la butaca. Y como buen filme de terror nos da absoluto pavor adentrarnos en este mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s