The Florida Project – El color de la miseria

Sean Baker ha realizado una de las mejores películas que nos podemos encontrar ahora mismo en los cines. El cineasta que revolucionó el cine indie filmando Tangerine con un iPhone ha hecho un magnifico retrato de la marginalidad y la miseria situándonos en Florida, en las afueras de el mágico mundo de Disney World y contrastando la ironía que supone ver a unos niños que viven en la miseria a tan pocos minutos de otros que disfrutan de ese mundo artificial.

the-florida-project-04

The Florida Project centra la trama en el motel Magic Castle donde viven familias repletas de dificultades para salir adelante. Allí pasan el verano Moonee (Brooklynn Prince), una niña de seis años que vive en una de las estancias junto a Halley (Bria Vinaite), su joven madre. La niña juega junto a sus amigos trasteando y  haciendo travesuras propias de niños. Intentan ser felices con lo poco que tienen.

Un relato realista en la que vemos tres ejes fundamentales. Vemos prácticamente todo a través de los ojos de la niña protagonista y asistimos a un núcleo de convivencia forzada donde hay que salir hacia delante, y en ese intento por sobrevivir, la madre juega un papel importante a la hora de tener que buscarse la vida, ya sea trapicheando con perfumes o con lo que pueda para sacar dinero. La tercera pata es el responsable del motel, Bobby (Willem Dafoe) que nos da el punto de vista del que ve la miseria ante sus ojos. Un papel noble que intenta ayudar en lo que puede a los inquilinos del motel.

El colorido del motel nos da una imagen más calmada y menos agresiva de lo que cualquier otra historia que nos narre las miserias haría. Abraza así un vitalismo necesario pero que a su vez sigue conmoviendo imperiosamente. Una sucesión de imágenes bellas que sin embargo hablan de lo menos bello. Si bien el mundo mágico de Disney Wold queda tan cerca y tan lejos a la vez, ese colorido rosa/morado bajo el cielo veraniego, junto a la manera que tienen los niños de ver las cosas, nos acerca a la esperanza. Una barrera que se rompe en la hermosa escena final de huida hacia delante que nos transporta al Antoine Doinel de  Los cuatrocientos golpes llegando al mar.

the-florida-project-portada-cine-elhype-1024x495

Destacar las actuaciones, ya no solo de un veterano como Dafoe que nunca desentona, sino de la niña Brooklyn Prince que desprende una naturalidad poco común para su edad y que da credibilidad total a la película. Bria Vinaite, que interpreta a la madre, no era una actriz profesional y fue descubierta a través de Instagram, y aún así, con solo 22 años, parece que lleve toda la vida en ello.

Un retrato auténtico, que sin ahondar en los aspectos más trágicos  y observándolos de manera contenida y humana, nos acerca a una problemática real y un conflicto universal. Una mirada colorida de la miseria. Un peliculón de obligado visionado

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s