Qué fue de Brad – Seguimos vivos

Cada década de nuestra vida parece acarrear una crisis existencial que nos lleva a preguntarnos si estamos viviendo la vida que queríamos o nos hemos dejado llevar por la frustración y nuestra vida se ha ido poco a poco a la deriva dejándonos atrás muchas cosas sin hacer. En esta ocasión nos sumergimos en la crisis de un cuarentón interpretado magistralmente por un Ben Stiller que le ha cogido el punto a esa clase de personajes.

Brad (Stiller), tiene una buena carrera profesional y una familia estable que lo aprecia. Sin embargo, al ver las fortunas y los éxitos de sus compañeros de universidad se plantea si su vida es un fracaso por no haber triunfado como los demás. En un viaje junto a su hijo para elegir universidad debe enfrentarse a sus compañeros y a ese sentimiento de fracaso que empieza a desbordarle.

0202431.jpg-r_1280_720-f_jpg-q_x-xxyxx

La imagen que cada uno tenemos de nuestra vida se ve distorsionada por una cultura del éxito y competencia que nos frustra mientras vemos que otros logran cosas que jamás conseguiremos. Es lo que le pasa a Brad. Al fin y al cabo y como dicen en la película, solamente son problemas del hombre blanco del primer mundo. Un retrato sobre las fantasías que se nos han impuesto en nuestra mente de la necesidad de compararnos y competir.

La moraleja final es bastante obvia recordando que ni tú estás tan mal, ni los demás tan bien. Pero es durante ese proceso de descubrimiento personal del personaje de Stiller (que aguanta prácticamente el peso completo de la película) cuando más disfrutamos. El humor con el que se narra la historia nos hace que nos veamos frente al reflejo de un personaje egoísta y tremendamente miserable con dificultades para relacionarse y que pese a ello le entendamos.

Los años pasan y cambiamos. Nuestro idealismo se ve truncado por la cruda realidad. Queremos ser alguien relevante, que nuestra existencia sirva para algo, que alguien hable de nosotros. Y sin embargo, nos olvidamos de lo importante. Como dice la canción: quizá no seamos héroes pero aún seguimos vivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s