The Deuce – Crónicas capitalistas del porno

David Simon lo ha vuelto a hacer. The Deuce es, sin duda, una de las series del año. Ya nos hemos sumergido en ese Nueva York de los años 70, ya estamos entrando poco a poco en cada historia, en cada personaje, ya esperamos a que vuelvan estas crónicas del Times Square porque la primera temporada de ocho capítulos se nos ha hecho muy corta.

Los habituales a las series de Simon saben que nos invita a explorar profundamente cada escenario. Ya sea Baltimore, Nueva Orleans o la calle 42, The Deuce, en el entorno del Times Square en Nueva York. Un lugar en el que convergen las historias de prostitutas, proxenetas, mafias, policías corruptos, negocios sucios, la explosión del porno… Un submundo detallado al estilo Simon, como una crónica periodística. Realismo en estado puro. Un ejercicio de verdad incómoda para los más puristas, que nos transporta a un lugar y una época en la que se avecinan cambios de los que somos testigos en primera persona.

1-x3fpnw3sd_9l-dhk7r8od_-_h_2017

Una serie coral en la que encontramos personajes dispares y llenos de contradicciones morales. Todos tienen algo de entrañable, muchos bastante de despreciable. Maggie Gyllenhaal se come la pantalla en una actuación brillante como Eileen-Candy. Una prostituta “freelance” que no está bajo el mando de ningún chulo y que sueña con el cine. Una Marilyn de los suburbios que comienza a integrarse en los comienzos del cine porno, no sólo como actriz, sino que con su buen ojo frente a la cámara, comienza a manejarse en la dirección.

También destaca James Franco (que ha dirigido un par de capítulos) en su doble papel de los hermanos Vincent y Frankie Martino, que se ven envueltos en tratos con la mafia. El primero al abrir un bar con su ayuda, y más adelante al llevar a cabo la idea de un prostíbulo para que lo gestionen su hermano (un ludópata sin escrúpulos) y Bobby (Chris Bauer; el gran Frank Sobotka en The Wire). Tan coral es la serie que es difícil analizar uno por uno cada personaje. Sin embargo, son fascinantes los personajes femeninos, desde la idealista Abby (Margarita Levieva)  que ha dejado su carrera y trabaja como camarera en el bar de Vincent, hasta la recién llegada a la ciudad Lori (Emily Meade) que comienza a trabajar como prostituta bajo la tutela del proxeneta CC. La dura relación entre las chicas y sus chulos es uno de los puntos fuertes de la serie. La trama policial y periodística casi queda en segundo plano porque ya estamos siendo testigo de todos los acontecimientos.

the-deuce-102-recap

La primera temporada de The Deuce es prácticamente un prólogo que nos sitúa en el ambiente y ya queremos volver por allí. Se están dando profundos cambios en la sociedad que vemos en toda sus expresiones. Comienza el auge del porno que pasa de ser clandestino a estrenarse en salas, como observamos en el estreno de Garganta profunda, Las prostitutas pasan de las calles a los burdeles, en un nuevo modelo del negocio del sexo. Una nueva mirada al capitalismo entrando por todos los rincones. Explotación de clase y género.

Definitivamente una serie para incondicionales de David Simon y que no te dejará indiferente en su realismo y crudeza.

Un comentario en “The Deuce – Crónicas capitalistas del porno

  1. Pingback: Las Series del 2017 – Desde la 4ª Pared

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s