Stranger Things 2 – Más adictiva que los ‘waffles’

Lo primero de todo, si no has visto la segunda temporada completa deja de leer (o mejor, guárdate el artículo para cuando la termines) porque este texto está cargado de SPOILERS.

Tras dejar reposar unas cuantas semanas la segunda temporada de Stranger Things, y pensando en que ya muchos la habréis visto, vamos a analizar las “cosicas raras” que nos han traído los hermanos Duffer este año a la pequeña localidad de Hawkins.

Stranger Things basó el éxito de su primera temporada en una historia simple pero adictiva, nostálgica con los años ochenta y con multitud de homenajes y guiños a la época. La fórmula sigue sirviendo y gusta no sólo a nostálgicos sino a todas las generaciones. Puede que Stranger Things no sea en su conjunto una de las mejores series de la historia pero sí que está haciendo historia. Nos adentramos de nuevo en el pequeño pueblo de Hawkins un año después de los acontecimientos de la primera temporada. Si alguien creía que todo había vuelto a la normalidad, estaba completamente equivocado. Los misterios de The upside down y sus amenazas son más grandes esta vez y nuestro grupo de amigos tendrá que enfrentarse a ellas. Vayamos por partes.

Will es poseído y Joyce sigue gritando

a135-c011-01230b-001-1296038-rAl final de la temporada anterior vimos que tras pasar unas pequeñas “vacaciones” en el otro lado Will volvía con su familia pero sin haber superado el trauma. En el lavabo escupía una babosa que nos venía a mostrar que algo no funcionaba bien. Y es que Will esta temporada sufre desde el principio unos episodios que le hacen volver a The upside down. El monstruo de esta temporada ya no es el Demogorgon sino algo más grande, más poderoso. Aparece un shadow monster (monstruo sombra) que más tarde llamaremos The mind flayer o Azotamentes por su capacidad de ser el cerebro que guía a los Demodogs (que también conocemos más adelante). Will será nuestra niña del exorcista particular cuando el monstruo se meta dentro de su cuerpo y allá que hacerlo salir.

Por su parte, su madre, Joyce, comienza la temporada sobreprotegiendo a su hijo y con un tal Bob como pareja. Un tipo con pintas de torpe entrañable que nos va ganando poco a poco aunque por un mal consejo suyo Will acaba con The mind flayer dentro de su cuerpo. Winona Ryder vuelve a clavar el personaje de madre histérica y sus gritos ya han hecho historia. Su casa deja a un lado las luces de navidad y este año la “decora” con los dibujos de Will del pasadizo subterráneo que se esconde bajo Hawkins. Cuando Bob termina devorado por los Demodogs que han invadido el laboratorio en el penúltimo capítulo, ver a Joyce nos encoje el corazón. Cuentan los hermanos Duffer que el personaje de Bob iba a morir unos capítulos antes pero que les daba pena deshacerse de Sean Astin, actor que por cierto, aparte de ser Sam en El señor de los anillos, salía en Los Goonies.

Dustin-Steve. Sin Madmax ni Nancy, nos tenemos a nosotros ( y a Dart)

171030-stranger-things-dustin-steve

Si hay una pareja que ha sobresalido esta temporada, esa es sin duda la que forman el pequeño Dustin y el siempre perfectamente peinado Steve. Una alianza imprevisible que nos ha dado los mejores diálogos de la temporada. Pero antes de verse “obligados” a entenderse recapitulemos.

Max es una niña nueva en Hawkins, y poco a poco se une al grupo de amigos con recelos de alguno que otro. Pronto, tanto Dustin como Lucas mostrarán interés por su nueva amiga. Si bien, los chicos no pueden explicarle todo lo extraño ocurrido el año anterior, la niña pelirroja se sentirá un poco fuera en un grupo que sigue echando de menos a Eleven. Tenemos que tener en cuenta que tiene un hermanastro, Billy, chulo y prepotente (suponemos que desarrollarán el personaje más adelante), y busca en sus nuevos amigos la manera de conectar con la gente. Finalmente será con Lucas con quien más confianza desarrollará ya que nuestro pequeño Dustin está bastante ocupado con su nueva mascota. Una pequeña babosa a la que llama Dart que va mutando y mutando hasta crecer tanto que reconocemos perfectamente la figura de un Demogorgon, a posteriori conocido como Demodog, que incluso se come a su gato (#JusticeForMews). Atrapa al animal pero no dispone de sus amigos que están a otras cosas. Lucas no contesta, Will está en “otro mundo” y Mike no está en casa. Code Red! (magnifica aparición de Erica, hermana de Lucas). Y ahí es cuando aparece Steve, en casa de los Wheeler buscando a Nancy, y se une a Dustin quien buscaba a Mike y que entonces decide mostrarle el monstruo. Pero al volver al sótano donde Dustin lo había encerrado, ya no está allí, ha escapado. Juntos se lanzan a su búsqueda y entablan una gran relación que además nos ha dado los momentos más cómicos de la serie. Cuando Max y Lucas se unen a  Dustin y Steve con una trampa preparada para el Demodog, aparece una manada de ellos, que después atacarán el laboratorio.

Justicia para Barb

stranger-things-season-two-jonathan-and-nancy-1487011934Nancy no puede callar que su amiga fue víctima del Demogorgon, de los experimentos realizados en el laboratorio de Hawkins. Tras romper con Steve encontrará en Jonathan su aliado para colarse en el laboratorio y grabar las declaraciones que los inculpen de la muerte de Barb. Después parten en busca del detective Murray Bauman para que les ayude a desenmascarar al laboratorio. El personaje de Murray tiene una vis cómica con el tono de un conspiranoico que quiere ver más allá de sus ojos. Cuando Nancy y Jonathan le cuentan la increíble historia del año anterior, la deciden amoldar para que sea creíble y el laboratorio pueda pagar por la muerte de Barb. Por otra parte, ejercerá de casamentero con la pareja que por fin veremos junta. Quizá esta parte sea la que más flojee de la temporada, apenas sorprende y creo que la conexión que tenían los personajes de Nancy y Jonathan en la primera temporada, en ésta ha perdido frescura.

Eleven, su familia y una puerta abierta

El detective Hopper ejerce esta temporada de padre de Eleven a la que esconde en una cabaña para evitar que la capturen. Eleven despareció en la primera temporada tras acabar con el Demogorgon, pero Hopper la localizó gracias a los Waffles y la escondió.

Mike, Emo-Mike como los propios actores lo han bautizado, sigue triste e intentando conectar con Eleven. Por ello pierde las dotes de liderazgo y el peso que tenía la temporada anterior. Aunque ahí seguirá, al lado de Will en los momentos malos.

La relación Hopper-Eleven es la típica relación adulto-niño que hemos visto mil veces sin que él sea padre biológico de la niña, pero que en este caso, la niña tiene superpoderes. Rescatar el épico momento en el que Hopper baila que ya es carne de meme, e incluso hay una cuenta en Twitter dedicada a poner diferentes canciones por encima de ese baile.

stranger-things-elevenEleven no puede salir de la cabaña pero escapará para ver a Mike a escondidas, y sin que éste se de cuenta,  y para visitar a su madre. Ahí comenzamos a atar cabos sobre quién es Eleven, cuyo nombre real es Jane, y cómo llegó a ser conejillo de indias de los experimentos del laboratorio. Su madre se volvió loca a causa de los electrodos que le aplicaron tras robarle a su hija nada más nacer. Eleven se ve a través de los recuerdos de su madre junto a una niña. Lo que nos lleva al episodio más polémico de la temporada.

Nunca he sido fan de los capítulos que se centran únicamente en un personaje. En este caso, Eleven sale de Hawkins para buscar a su “hermana” con la que comparte poderes. Kali, una suerte de Eleven punky, de hecho es el número ocho, que hace de justiciera junto a una pandilla un tanto extravagante. Allí Eleven finalmente comprenderá que debe de volver a Hawkins y ayudar a sus amigos. La historia de Kali parece que es una puerta a nuevas tramas, ya que parecen no ser las únicas con poderes que salieron del laboratorio.

Eleven regresa a Hawkins tras la invasión de los Demodogs del laboratorio enviados por The mind flayer. Atrincherados en casa de los Byers, todos los personajes se unen para luchar contra las amenazas en un capítulo final trepidante. Por una parte, Joyce, Nancy y Jonathan se encargan de sacar al monstruo de dentro de Will mediante el calor que odia en la cabaña de Hopper, quien marcha junto a Eleven para cerrar la puerta a The upside down y que The mind flayer no pueda regresar (al menos de momento). Los chicos deben quedarse en la casa con el niñero Steve al cargo pero quieren ir a atraer a los Demodogs. Tras la aparición estelar de Billy y la pelea que tendrá con Steve y que Max parará clavándole una jeringuilla con tranquilizante a su hermanastro, Steve despertará camino a  la entrada de los pasadizos.

Finalmente, The mind flayer sale del cuerpo de Will, los niños y su niñero Steve conseguirán salir de los túneles, no sin problemas; e Eleven cerrará la puerta.

El baile y la tercera temporada

Y cómo no, el final de la temporada se cierra con un clásico baile de colegio americano. Vemos las parejas formadas por Eleven y Mike, Max y Lucas y también a Will con “no sabemos quién pero no vamos a dejarlo solo después de lo que ha pasado el pobre”. Al baile también acude el gran Dustin con un nuevo look, siendo rechazado por las chicas pero bailando finalmente con Nancy. Mientras, afuera Joyc y Hooper comparten un cigarro, y mientras desde The uspside down, The mind flayer sigue acechando amenazante el colegio.

nancy-dustin-stranger-things

De cara a la tercera temporada parece difícil que los hermanos Duffer puedan sorprender al espectador. De hecho aunque sigue funcionando perfectamente y entretiene una barbaridad, esta temporada también se ha notado la falta de frescura. Quizá profundicen más en los personajes y sus problemas más, digamos de este lado, que en los misterios del otro. No olvidemos que los niños protagonistas entrarán en la adolescencia por lo que veremos cómo desarrollan este cambio.

Stranger Things es adictiva a rabiar y de las pocas que prácticamente devoro en pocos días. ¡Necesito más!

Un comentario en “Stranger Things 2 – Más adictiva que los ‘waffles’

  1. Pingback: Las Series del 2017 – Desde la 4ª Pared

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s